Una perspectiva crítica a la mentoría para la inclusión social

18 mayo 2017

El artículo analiza de manera crítica el uso de la mentoría en el ámbito de la inclusión social a partir de estudios de caso en el Reino Unido.

El artículo analiza de manera crítica el uso de la mentoría en el ámbito de la inclusión social a partir de estudios de caso en el Reino Unido. La autora, Hellen Colley, realiza un recorrido histórico a partir de los años 90, cuando la mentoría se expandió a escala internacional como una herramienta más de las políticas educativas, e identifica un nuevo modelo llamado “engagement mentoring” que tiene el objetivo de reinsertar en el mercado laboral a jóvenes desmotivados o en riesgo de exclusión social. La autora realiza su análisis desde una perspectiva feminista y marxista.

Según Colley, la mentoría provoca bienestar -hace sentir bien- en los mentores puesto que los mentorados suelen hablar bien de la experiencia vivida y, a menudo, definen a sus mentores como alguien similar a un “ángel de la guarda”. Según la autora, en el caso de la mentoría laboral esto puede ser algo perverso, puesto que además de generar bienestar en el mentor por ayudar en el progreso del “otro”, al mismo tiempo el mentor también vehicula las demandas políticas de empleo y de los empresarios, de modo que su acción “transforma” a los jóvenes al servicio de la empresa, a través de la mentoría. Asimismo, Colley también habla de cómo desde la mentoría se crea la noción de docilidad, implícita en la noción de empleabilidad. La autora explica, pues, como a través de la mentoría, el hecho de “ser dócil” se presenta como el camino a seguir para lograr un empleo.

El artículo utiliza el concepto “habitus” del sociólogo Pierre Bourdieu, referido a los esquemas de obrar, pensar y sentir asociados con la posición social, para analizar programas de mentoría en Reino Unido. Según Bourdieu, el habitus hace que personas de un entorno social homogéneo tiendan a compartir estilos de vida parecidos. En el ámbito de la mentoría, la autora se refiere al habitus para explicar cómo a través de la mentoría se produce o reproduce un ideal de empleabilidad que es determinado, en este caso, por el grupo dominante, los empresarios.

Para evitar los estereotipos y los patrones que se recogen y se critican en el artículo, la autora subraya la necesidad de investigaciones cualitativas más amplias y con diferentes perspectivas sobre las relaciones de mentoría, bien sean profesionales o voluntarias. También se sugiere un análisis más crítico a la teoría y a la práctica de la mentoría para identificar las limitaciones y superarlas.

 

Fuente: Colley, H. (2003). Engagement mentoring for “disaffected” youth: A new model of mentoring for social inclusion. British Educational Research Journal, 29(4), 521-542. Disponible en: https://core.ac.uk/download/pdf/272193.pdf

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *