Crecen las investigaciones científicas sobre la mentoría juvenil

24 abril 2017

Un análisis de los estudios publicados entre los años 1990 y 2010 permite conocer el campo académico y las diferentes disciplinas en las que trabajan los autores que investigan sobre mentoría juvenil.

A pesar la larga historia de la mentoría y de que la mayoría de nosotros vivimos a lo largo de nuestra vida alguna experiencia como mentores o mentorados, aunque sea de manera informal,  ha sido en las últimas dos décadas cuando desde la academia han emergido investigaciones para mejorar el desarrollo de políticas, programas y prácticas entorno a la mentoria. En este sentido, la existencia de una red de investigadores entorno a la mentoría juvenil asegura la continuación y la proyección de los estudios empíricos sobre la efectividad de la mentoría social en los jóvenes.

En Estados Unidos, el origen de los programas de mentoría juvenil se encuentra a principios del siglo XX, como respuesta a la pobreza y a la desconexión social asociada a la rápida industrialización, la migración y la urbanización. Uno de los pioneros en sentar las bases de la mentoría formal fue el movimiento Big Brothers Big Sisters formado por voluntarios que ejercían de “hermanos mayores” de menores que habían sido procesados por algún delito. Un siglo después, en Estados Unidos se desarrollan alrededor de 5.000 programas de mentoría.

Dado el crecimiento de estos programas, cada vez hay más interés en crear redes de profesionales formados y comprometidos en la gestión de los mismos. En las últimas dos décadas la literatura científica sobre mentoría ha crecido de manera significativa. El aumento del conocimiento en mentoría permite, según los autores, ampliar la definición y las posibilidades de la mentoría como herramienta de intervención social.

Además, la composición interdisciplinaria de los autores muestra  que son múltiples las perspectivas que integran en la investigación en este campo, aunque la mayoría de investigadores provienen de los ámbitos de la psicología, la salud pública, el trabajo social y la educación.

Los autores destacan que los esfuerzos para establecer las bases teóricas y más evidencias empíricas entorno a las intervenciones en mentoría juvenil contribuirán a mejorar las políticas y las prácticas desarrolladas por los profesionales y gestores de programas de mentoría.

Fuente: Blakeslee, J.E. y Keller, T.E. Building the youth mentoring knowledge base: Publishing trends and coauthorship networks. Journal of Community Psychology, 40(7), 845-859. 2012. Disponible en: http://ow.ly/KcZj30bVmxu

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies