La situación social y educativa de los menores en acogida mejora durante la adolescencia gracias a la mentoría

7 marzo 2017

Los jóvenes que reciben ayuda de mentores son menos propensos a tener ideas suicidas, ser diagnosticados con enfermedades de transmisión sexual o haber herido a alguien durante una pelea

Los jóvenes que reciben ayuda de mentores son menos propensos a tener ideas suicidas, ser diagnosticados con enfermedades de transmisión sexual o haber herido a alguien durante una pelea

Las relaciones de mentoría están ligadas a la evolución positiva de menores de acogida durante su transición a la adolescencia. Esta es la conclusión principal de un estudio realizado a 310 jóvenes que han estado bajo régimen de acogida y bajo la tutela de un mentor desde los 14 a los 18 años. Se han producido avances en su situación sanitaria y educativa, siendo más propensos a tener una condición de salud óptima y a cursar estudios superiores, y con una menor tendencia a tener ideas suicidas, enfermedades de transmisión sexual o haber pegado a alguien en alguna pelea, en comparación con jóvenes que no han recibido tutoría alguna.

Los menores en régimen de acogida tienen un mayor riesgo de sufrir problemas físicos y mentales, tener un nivel educativo menor, estar envueltos en actos de delincuencia y tener dificultades para encontrar un empleo de calidad durante la etapa adulta. De hecho, los jóvenes son más vulnerables cuando la relación de mentoría se interrumpe durante los primeros seis meses. Sin embargo, las relaciones que se desarrollan de manera informal con mentores que ya forman parte de la vida de los menores pueden ser más duraderas en el tiempo y derivar en mejores resultados.

Los jóvenes en régimen de acogida han estado unos diez años de media bajo tutela de un mentor y en muchos casos la relación se ha establecido con miembros no parentales de la familia, es decir, abuelos o tíos. Los menores también han dicho que han recibido con frecuencia consejos y apoyo emocional de dichos mentores.

Aunque las conclusiones del estudio sugieran que las relaciones de mentoría no pueden eliminar por completo el riesgo derivado de la experiencia vivida en un centro de acogida, las mejoras son significativas teniendo en cuenta los resultados negativos de los jóvenes de los centros que no reciben ningún tipo de apoyo. Si estos datos se confirman con investigación adicional, esta publicación reforzaría los esfuerzos para cultivar las relaciones de mentoría en las ya existentes redes de jóvenes bajo régimen de acogida.

 

Fuente: Ahrens, K. R., DuBois, D. L., Richardson, L. P., Fan, M. Y., & Lozano, P. (2008). Youth in foster care with adult mentors during adolescence have improved adult outcomes, Pediatrics.

Disponible en:

http://pediatrics.aappublications.org/content/121/2/e246

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *