Una experiencia nunca es un fracaso pues siempre viene a demostrar algo

31 mayo 2017

Uno de los elementos de éxito del proyecto MentorHabilitats reside en el acompañamiento, el apoyo, la implicación y la escucha activa.

Por: Jordi Àlvarez, Fundesplai

El valor de la experiencia es fundamental, ya que es una forma de conocimiento y/o habilidad derivada de la observación, de la participación y de la vivencia de todas las cosas que suceden en la vida. Si nos fijamos en el ámbito laboral, la experiencia es la acumulación de conocimientos que una persona puede adquirir con el paso del tiempo en el entorno de trabajo. Es precisamente la oportunidad de adquirir esta experiencia lo que muchos jóvenes, actualmente en situación de desempleo y sin poder acceder a un trabajo, reclaman.

Hoy en día, en la mayoría de los casos, para acceder a cualquier trabajo, ni los estudios que uno tiene, ni las prácticas que hayas podido o pueda hacer, son un elemento decisivo a la hora de ofrecer a una persona joven un empleo. Es pues la experiencia el elemento diferencial en el que se fija una empresa a la hora de contratar a una persona joven.

Tener la opción y que se dé la oportunidad para una primera experiencia laboral, pude ser determinante para que una persona joven pueda definir hacia dónde quiere dirigir su futuro o su camino profesional. Es también el momento para empezar a adquirir las primeras competencias y habilidades que se requieren para cualquier trabajo.

Por todo esto, y por las necesidades actuales de muchas personas jóvenes en situación de desempleo, entra en juego el proyecto de MentorHabilitats, con la finalidad de mejorar la empleabilidad de las personas jóvenes en situación de vulnerabilidad social a través de acciones de mejora competencial y de conocimiento del mercado laboral.

Uno de los elementos de éxito del proyecto reside en el acompañamiento, el apoyo, la implicación y la escucha activa. Es clave la experiencia de las personas mentores voluntarias del proyecto que aportan y transmiten a través de un vínculo de confianza fruto de la relación con los jóvenes. Así, los y las mentores pueden transmitirles su experiencia adquirida, tanto en el ámbito laboral como en el personal, dándoles respuesta a aquellos aspectos, necesidades, intereses, problemas, que las personas mentoradas del proyecto puedan tener.

Muchas de las personas jóvenes que participan en el proyecto tienen poca experiencia y conocimiento del entorno laboral, se apuntan al proyecto para poder contar con una persona mentora que les ayude, a través de la transferencia de conocimiento, a crecer profesional y personalmente.

El traspaso de experiencia que se establece en las relaciones de mentoría 1 x 1, entre la persona mentora y la joven, son un valor esencial y de éxito del proyecto MentorHabilitats.

Thomas A. Edison (físico e inventor) decía: “Una experiencia nunca es un fracaso pues siempre viene a demostrar algo”.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *