La Universidad Pública de Navarra analiza el rol de la mentoría para consolidar sociedades más inclusivas

10 noviembre 2017

El pasado 26 de octubre la Unidad de Acción Social de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) celebró la jornada “Mentoría social: Una propuesta para la inclusión, cohesión y participación social” en la que asistieron más de 30 personas.

La Unidad de Acción Social de la Universidad Pública de Navarra celebró la jornada “Mentoría social: Una propuesta para la inclusión, cohesión y participación social”.

La jornada, celebrada el 26 de octubre y en la que asistieron más de 30 personas, se enmarcó dentro de las actividades de divulgación que realiza la Cátedra UNESCO de la universidad. “Esta jornada ha sido una aproximación teórico-práctica a la consolidación de sociedades más inclusivas teniendo en cuenta la mentoría como una de las herramientas para conseguirlo”, ha destacado Natalia Tajadura, coordinadora del proyecto Ruiseñor de la Universidad Pública de Navarra (UPNA). El Proyecto Ruiseñor/ Urretxindorra de la UPNA, a camino entre el aprendizaje no formal, la participación social y el voluntariado, con un marco educativo de fondo, y con un propósito de contribuir al mayor entendimiento social, a través de la creación de redes entre personas con valores sociales compartidos, ha contado desde su inicio con el apoyo y la colaboración de la Cátedra Unesco.

En la primera ponencia, la profesora de la UPNA, Lucía Martínez Virto describió el contexto de las situaciones de inclusión y exclusión social e identificó las vías para que las personas se sientan incluidas. Martínez destacó el papel fundamental de la educación para la inclusión, la reducción de desigualdades y la erradicación de la pobreza. La ponente planteó también algunas cuestiones como la importancia de invertir en educación e hizo hincapié en la protección de las familias.

Ligado a la protección de las familias, la profesora expuso que la mentoría social es también  otra herramienta de apoyo a las familias puesto que las personas mentoras pueden contribuir a un mejor bienestar de las familias y reforzar la educación de los menores para garantizar procesos de inclusión social satisfactorios. Además destacó que la mentoría es una fórmula para superar los límites de los modelos de inclusión social tradicionales, y un nexo de unión entre el ámbito educativo y el ámbito social.

La segunda ponencia fue dirigida por Carina Sild Loth de la Universidad de Malmö de Suecia. La ponente describió las características de la mentoría y destacó la importancia del vínculo de las parejas de mentoría. Sild Loth recalcó que los proyectos de mentoría no sólo se pueden impulsar desde la universidad sino también desde otras entidades y organizaciones.

La segunda parte de la jornada se centró en los proyectos de mentoría y de manera específica se presentó el proyecto Ruiseñor/ Urretxindorra que SOS Racismo implementa en Gipuzkoa, y el proyecto de mentoría Enlace, que la Fundación Adsis realiza en Navarra con jóvenes que han vivido en pisos de acogida. “Queríamos visualizar con ejemplos que no sólo en la universidad se implementan proyectos de mentoría social”, subraya Natalia Tajadura, coordinadora del proyecto Ruiseñor de la UPNA.

A continuación, la investigadora de la Universidad del País Vasco (UPV), Matiane Arnoso Martínez, presentó los resultados preliminares de la evaluación de los proyectos Ruiseñor de la Universitat de Girona, la UPV u la UPNA, fruto de los datos recogidos durante el curso 2016-2017 en estos tres proyectos

Finalmente, por la tarde se realizaron talleres con mentores y asistentes de la jornada sobre estrategias de comunicación y de apoyo a la mentoría, impartidos por dos exmentores que ahora son profesor y profesora de educación primaria.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *