¿Qué diferentes ventajas aportan una mentoría juvenil, profesional y académica?

14 septiembre 2017

Un estudio llevado a cabo por el Departamento de Psicología de la Universidad de Georgia analiza los resultados de estos tres tipos de mentoría.

Entre los tipos de mentoría predominantes existen la juvenil, que suele llevarse a cabo con jóvenes en situación de riesgo, la académica, basada en el traspaso de habilidades y conocimientos, y la que tiene lugar en el trabajo, es decir, profesional. Un estudio llevado a cabo por el Departamento de Psicología de la Universidad de Georgia analiza los resultados de estos tres tipos de mentoría con el fin de confirmar los efectos positivos de la mentoría en general y determinar si existen diferencias entre esas tres variedades.

Su hipótesis, basada en estudios previos, es que la mentoría, sea del tipo que sea, impactará a la persona mentorada positivamente en seis àmbitos, que se denfinen de la siguiente manera:

  • Comportamiento: rendimiento, comportamiento antisocial o retraimiento, capacidad de ayudar a los demás, desviación social.
  • Actitud: satisfacción y apego personal, actitud frente la escuela y expectativas profesionales.
  • Salud: abuso de sustancias, estrés psicológico, autoestima y percepción de uno mismo.
  • Relaciones personales: con los padres, hermanos o compañeros.
  • Motivación: motivación y participación social.
  • Carrera: reconocimiento profesional y éxito, desarrollo de habilidades.

 

Estos factores se han utilizado como variables para determinar tanto la efectividad de la mentoría como las diferencias entre los tres tipos. El análisis llevado a cabo se basa en los resultados de 112 estudios específicos sobre mentoría juvenil, académica y/o en el lugar de trabajo, en los que ni el mentor ni el mentorado sufrían ninguna discapacidad psicológica o física, la mentoría era individual y el mentor no era un miembro de la familia del mentorado.

Los resultados obtenidos confirmaron la hipótesis de mejora de los seis ámbitos. Una vez constatada, los autores del estudio analizaron las diferencias entre cada tipo de mentoría. Así, pudieron ver que, por ejemplo, la mentoría académica es la que más ligada está a la mejora del rendimiento del mentorado, o que tanto la mentoría académica como la juvenil tienen un impacto más significativo en la reducción del retraimiento social que la mentoría en el trabajo. El cambio de actitud es significativo en los tres tipos de mentoría, aunque destaca en el académico, y en cuanto a la mejora de la salud, los efectos detectados son similares en los tres tipos de mentoría, aunque es en los proyectos de mentoría en el trabajo dónde es más significativo.

En líneas generales, los resultados apuntan a que la mentoría académica tiene un mayor impacto en el mentorado que la mentoría en jóvenes, y que la mentoría en el trabajo se encuentra en un punto medio entre las dos. Sin embargo, los autores explican esta diferencia razonando que, a menudo, la mentoría juvenil se lleva a cabo en jóvenes con dificultades académicas o sociales, es decir, jóvenes que se enfrentan a retos complejos y de riesgo, y que sacan mayor beneficio de su mentoría si va ligada a otras actividades o programas sociales. Los autores del estudio también destacan el hecho de que, a diferencia de lo que se arguye en favor de la mentoría, el impacto que causa es más positivo en la actitud de la persona mentorada que en su comportamiento, puesto que el comportamiento se ve más afectado por factores sociales externos que la actitud.

infografia ventajas de la mentori

Fuente: Eby T.L., Allen T.D., Evans S.C., Ng T. y DuBois D.L. Does mentoring matter? A multidisciplinary meta-analysis comparing mentored and non-mentored individuals. Journal of Vocational Behavior. 2008; 72(2):254-267. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2352144/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *